Bienvenido al cole de mayores

Nos preguntáis muchísimo por cómo está siendo esta nueva etapa para mini J, por lo que hemos decidido escribir sobre ello.

Nos costó muchísimo tomar la decisión de escoger un cole, pues nosotros siempre hemos pensado que nuestro hijo debía ir a un colegio ordinario, ya que creemos que es lo mejor para él. Cada casa escoge lo que piensa que es lo adecuado para su hijo/a, y nosotros escogimos esta opción; queríamos darle la oportunidad a ver que tal. Estuvimos con muchas dudas de qué colegio escoger, ya que teníamos muchos miedos por si no se adaptaba a la escuela, por si no sabrían cómo gestionar todo el tema de los implantes, el cuidado que necesitan y lo delicados que llegan a ser, sin olvidar que queríamos que lo trataran como uno más en clase y que normalizaran la situación.

Por lo que antes de mirar cualquier cole hablamos muchísimo entre nosotros para ver qué queríamos, si público, privado o concertado. Aquí en nuestra zona tenemos variedad de las tres opciones, pero justo delante de casa tenemos un cole público del que siempre nos han hablado genial: el Institut escola Gavà Mar. Otra de las opciones que teníamos en mente era la escuela a la que había ido yo, pero no estaba cerca, sino que teníamos que coger coche pues está en la entrada de Barcelona.

Puertas abiertas del colegio Gavà Mar

Decidimos ir a las puertas abiertas de ambas escuelas finalistas y coger información de otras escuelas de la zona. Al final por proximidad y porque nos habían hablado genial, decidimos el cole público que tenemos en frente de casa y os tengo que decir que estamos infinitamente contentos con nuestra elección.

En un principio nos dijeron que nos equivocábamos, pues en el CREDA creían que lo mejor para nuestro hijo era una escuela de agrupación, algo que descartamos de inmediato porque no encajaba con nuestra idea y como os decía queríamos probar de ir a un colegio ordinario.

Antes de empezar las clases, el profesorado de P-3 nos llamó para que nos reuniéramos con ellos pues querían hablar de todo un poco. Nos juntamos un día y les explicamos desde el proceso de implantación hasta el avance que había tenido en los últimos meses gracias a la guardería y toda la estimulación que le habíamos estado dando estos años. Les presentamos a Jordi y les mostramos lo que eran unos implantes cocleares, pues ellas no habían tenido contacto con ellos y no sabían de su funcionamiento. Se los enseñamos, les dimos muchísima información y les pedimos que si tenían cualquier duda que nosotros lo volvíamos a explicar encantados sin ningún problema las veces que hiciera falta.

Así que nos reunimos de nuevo, esta vez sin el peque por ahí, donde hablamos con Silvia, la que sería la tutora de Jordi, Laura la TEI y Laia la profe de psicomotricidad. Las tres son un cielo. Les expliqué bien que Jordi no sólo tenía el problema de la audición sino que habíamos tenido que estimularlo paralelamente el tema motriz, pues nació como bien sabéis con hipotonía. Les dejamos un implante de muestra, que nos facilitó nuestra logopeda Elisabeth Estrada para que ellas toquetearan y se familiarizaran con él. Les enseñé todo lo que necesitaban saber y ellas me hicieron todas las preguntas que tenían.

Y llegó el GRAN día: El 12 de septiembre empezó el colegio de mayores!!! Los primeros días fueron de adaptación, donde estábamos los papis junto a ellos un ratito. Jordi tuvo más facilidad, pues Mercè, su nueva logopeda del CREDA, le acompañó en esta etapa cada día, así que le hizo más llevadera la iniciación, aunque no la conocía, enseguida tuvieron buena conexión.

Es encantadora, trabajan genial juntos, tiene mucha paciencia y lo más importante: Jordi tiene 4 sesiones con ella a la semana!! Menudo cambio verdad??? Estamos encantados!

Y me preguntaréis: y con sus profes? Pues Jordi se integró muy rápido al cambio, cosa que no pensaba que fuera así, os lo reconozco, y me sorprendió muchísimo. Cogió rápidamente quienes eran sus referentes en clase e hizo un buen vínculo con Silvia, su tutora, que es realmente UN AMOR, una persona súper cercana y muy agradable. En clase se han preocupado mucho por él, le han facilitado las cosas, siempre súper atentos de que todo funcione correctamente y lo más importante lo han integrado con mucha normalidad, tal y como nosotros queríamos.

Jordi es de la clase de las estrellas de mar, está súper contento. Desde el principio nos dimos cuenta de que es un colegio donde los padres tenemos una implicación importante y eso nos encanta. Cada jueves uno de los padres va a explicarle un cuento a la clase, para fechas señaladas como la Castañada o Carnaval piden papis voluntarios para ir a ayudar, y los miércoles hacen talleres, donde vamos los padres a impartirlos junto a los profes, entre otras cosas. Yo he tenido la suerte de poder ir y participar en estas actividades, pues como sabéis tuve que dejar mi trabajo para dedicarme plenamente a Jordi y sus terapias, por lo que tengo más disponibilidad y la suerte de poder ir y acompañarle en estas actividades.

Estamos muy tranquilos la verdad, porque cada vez que tienen alguna duda, o el implante les da error o hace alguna luz, me llaman rápidamente y al vivir justo al lado, me planto en un plis plas.

Así que si nos preguntáis, os diremos que estamos encantados, trabajan muy bien, el trato es de 10 y nuestro hijo va feliz al cole, que es importantísimo. Su vocabulario ha mejorado muchísimo, está avanzando a pasos agigantados, habla muchísimo y nos canta cada día una canción nueva que ha aprendido en clase, porque le apasiona la música. Su día preferido es el jueves que es cuando hacen piscomotricidad, que le encanta y debido a su retaso motriz tiene dos horas a la semana para reforzarlo. Y sus compañeros entienden perfectamente que Jordi necesita los implantes para oír, por lo que no hay que tocarlos.

Nuestro hijo va contento y feliz, cada día le recojo con una sonrisa y con un montón de arena de la playa, ya que otra de las cosas buenas que tiene es que está justo al ladito del mar, su patio es arena de la playa, hacen picnics allí y lo oyen desde clase. Vamos que la localización es ideal.

Sólo tenemos palabras bonitas hacía este colegio y su profesorado, pues nuestro hijo está encantado y feliz, le tratan con muchísimo cariño y amor. Nos mantienen al corriente de todo, las chicas de comedor son muy cariñosas también y Jordi come genial, un menú súper variado, bueno y sano, al peque le encanta porque siempre se lo come todo y hasta repite platos!

Llevamos sólo seis meses de curso y estamos muy felices y agradecidos con lo mucho que cuidan a nuestro hijo en el centro. Por lo que os damos las GRACIAS por todo lo que ayudáis a Jordi diariamente, por vuestra paciencia, amor, cercanía y dedicación. Porque desde el primer día habéis empatizado muchísimo y vuestra comprensión es de 10.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s